sábado, 31 de diciembre de 2011

Te Deum (Indulgencía plenaría)



El día de hoy 31 de diciembre se puede recibir la indulgencia plenaria si se recita solemnemente el "Te Deum" en una iglesia, dando gracias a Dios por los beneficios recibidos el último año.

Te Deum

A ti, oh Dios, te alabamos,
a ti, Señor, te reconocemos.

A ti, eterno Padre.
te venera toda la creación.

Los ángeles todos, los cielos
y todas las potestades te honran.

Los querubines y serafines
te cantan sin cesar:

Santo, Santo, Santo es el Señor,
Dios del universo.

Los cielos y la tierra están llenos
de la majestad de tu gloria.

A ti te ensalza el glorioso coro de los Apóstoles,
la multitud admirable de los Profetas,
el blanco ejército de los mártires.

A ti la Iglesia santa,
extendida por toda la tierra,
te proclama:

Padre de inmensa majestad,
Hijo único y verdadero,
digno de adoración,
Espíritu Santo, Defensor.

Tú eres el Rey de la gloria, Cristo.
Tú eres el Hijo único del Padre.

Tú, para liberar al hombre,
aceptaste la condición humana
sin desdeñar el seno de la Virgen.

Tú, rotas las cadenas de la muerte,
abriste a los creyentes el reino del cielo.

Tú te sientas a la derecha de Dios
en la gloria del Padre.

Creemos que un día
has de venir como juez.

Te rogamos, pues,
que vengas en ayuda de tus siervos,
a quienes redimiste con tu preciosa sangre.

Haz que en la gloria eterna
nos asociemos a tus santos.

Salva a tu pueblo, Señor,
y bendice tu heredad.

Sé su pastor
y ensálzalo eternamente.

Día tras día te bendecimos
y alabamos tu nombre para siempre,
por eternidad de eternidades.

Dígnate, Señor, en este día
guardarnos del pecado.

Ten piedad de nosotros, Señor,
ten piedad de nosotros.

Que tu misericordia venga sobre nosotros,
como lo esperamos de ti.

En ti, Señor, confié,
no me veré defraudado para siempre.

Debiendo recordar las condiciones para conseguir una indulgencia plenaria:

·         Realizar la acción que la Iglesia premia con esta indulgencia.
Estar en gracia de Dios antes de acabar la obra premiada.
Tener intención al menos general de ganar la indulgencia.
·         Solo se puede ganar una indulgencia plenaria cada día.
·         Tener la disposición interior de un desapego total del pecado, incluso venial.
·         Confesarse, al menos veinte días antes. Una misma confesión puede servir para ganar varias indulgencias plenarias.
·         Comulgar, en ese mismo periodo de tiempo. Se necesita una comunión para cada indulgencia plenaria.
·         Rezar por las intenciones del Papa un Padrenuestro y un Avemaría, u otras oraciones. Debe hacerse también en esos días. Se necesita una oración para cada indulgencia plenaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario